jueves, 1 de diciembre de 2011

LA EVOLUCION URBANA DE VALENCIA REFLEJADA EN LA FOTOGRAFIA DE PAISAJE Y AEREA (1)



No es una fotografía, pero está basado en una. En 1863, Guesdon, grabador y litógrafo francés realizó esta espectacular vista  de Valencia, poco antes de que se derribaran las murallas. Para lograr esta litografía ascendió en globo junto con  el fotógrafo y aeronauta galés Charles Cilfford.  Fueron necesarias varias ascensiones para tomar fotos de la ciudad desde distintos puntos. Pese a que a veces las fotografías salieron ligeramente borrosas, sirvieron para realizar un detallado y preciso dibujo sobre el que se plasmó esta interesantísima  litografía. Este procedimiento lo repitió en numerosas ciudades de España y Europa, publicando posteriormente un espectacular álbum.  
Una de las primeras fotografías  de Valencia. Muestra  la Ciudadela, con el último lienzo de murallas que conservó la ciudad. El puente del Mar aparece en primer plano, con los accesos originales, que fueron sustituidos por las actuales escaleras, diseñadas por Javier Goerlich

Como simple curiosidad, esta es la primera fotografía aérea que se conserva. Corresponde a una vista de Boston y fue tomada en  desde un globo aerostático por el fotógrafo James Wallace Black en 1860.



En esta hermosa vista, se aprecia recuadrado el llamado palacio de los Mustieles, tristemente derribado cuando se amplió el puente de Serranos. Este, con su ancho original aparece en primer término, visto desde la Alameda. Sobre el perfil de la ciudad, todavía se recortan nítidas cúpulas, torres y campanarios.

Vista del caserío que se apiñaba en donde se encuentra la actual plaza de la Reina (señalada en rojo). Se observa la calle que conducía a la Puerta de los Hierros de la Catedral (cuya estrecha fachada barroca estaba pensada para aprovechar el exiguo espacio disponible y dominar la calle). Todas esta casa se derribaron en varias fases entre los años 40 y 50 para crear  la actual plaza. 

Esta foto tiene dos puntos de interés: a la izquierda se observa la cúpula y la torre de la antigua iglesia de San Bartolomé. Este templo, que era el más antiguo de la ciudad, fue incendiado en los primeros días de la Guerra Civil. Quedó en tan mal estado, que el Obispado, en vez de restaurarlo, decidió derribarlo y vender el solar para viviendas. Solo se salvó la torre, que hoy en día aparece extrañamente adosada a un edificio de corte pseudo historicista.

El segundo punto de interés es el Palau de la Generalitat, en primer plano. El edificio tiene hoy en día dos torres. Sin embargo, aquí solo aparece una. La segunda se edificó en los años 50, completando el proyecto original, solo que 500 años después.

En esta tempranísima vista aérea de la ciudad, podemos contemplar el centro de la misma cuando se estaban llevando a a cabo actuaciones de gran importancia:

En el recuadro (1) vemos la Estación del Norte, en plena contrucción. La propuesta original  contemplaba su edificación , más retrasada del centro,  (donde se encuentra el actual túnel de Germanías). Sin embargo, oscuros intereses determinaron su emplazamiento actual, donde parte en dos todo el nuevo ensanche y el lado este de la ciudad.

En el recuadro (2), vemos la plaza de Emilio Castelar, actual plaza del Ayuntamiento, en proceso de transformación. Se han derribado las modestas viviendas que rodeaban a la antigua plaza, ensanchandola y dándole su superficie actual. Todavía no han comenzado a edificarse los (para la época) altos edificios que hoy en día la rodean,y conserva el arbolado y los quioscos modernistas que serían sustituidos en los años 30 por la "tortada" de Javier Goerlich (hoy desaparecida)

Por último, en el recuadro (3), aparece el barrio de Velluters, antes de su radical transformación por la creación de la Avenida del Oeste, que lo partiría por la mitad.
Tenemos una temprana vista de la Gran Vía , con numerosos solares todavía pendientes de edificar. En el recuadro tenemos a la Basílica de S. Vicente (Iglesia de los Dominicos). El templo destaca casi acabado, faltando solo la parte superior de las torres y sus agujas goticistas.
Podemos observar en el recuadro (1) el desaparecido Convento Jerusalem. Sobre su solar edificó Javier Goerlich en 1944  la actual casa Roig Vives. Valencia era una ciudad con numerosísimos conventos, la mayoría de los cuales se derribaron para abrir plazas ( Convento San Francisco, actual Plaza Ayuntamiento), edificar centros comerciales (Convento de Santa Catalina de Siena , hoy El Corte Inglés) o simples edifcios de viviendas.

La estación ya esta terminada y la plaza de Emilio Castelar va tomando forma poco apoco. El edificio de Correos ya está construido.

Aquí podemos ver otra vista del Convento Jerusalem. Se aprecia su huerta, el patio, así como la iglesia con mayor detalle. Es interesante ver junto al convento el campanario de San Agustín  (otro antiguo convento), con su forma primitiva, que después de la guerra sería sustituido por un extraño remate neogótico.

Destacan en primer plano las Torres de Quart y la calles Quart y Caballeros. A la derecha (2), vemos en sucesión la iglesia de las Escuelas Pías con su gran cúpula, el Palacio de los Condes de Parcent, tristemente derribado para dejar sitio a una anodina plaza y la iglesia de los Santos Juanes. El Mercado Central todavía no se ha edificado.



Aparece aquí el bastión de la Ciudadela, que conservaba las últimas murallas de Valencia, derribado en los años 50. Todo el arbolado de la Glorieta  (cruzada por una vía que posteriormente se cerró) y Plaza Alonso el Magnánimo aparece recién plantado.

Aparece una Calle Colón, muy distinta a la actual, más armoniosa, con sus edificios eclécticos de solo 4 o 5 alturas. Destacan por su altura a la derecha (2) los nuevos edificios que se estaban construyendo en la Plaza Emilio Castelar

Vista aérea de una minúscula Plaza de la Reina, Santa Catalina y la calle San Vicente.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Excelentes fotografías aéreas, he podido, gracias a ellas, reconstruir mucha ciudad de la que solo había visto fotografías a nivel del peatón. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Gracias.

    En breve quiero realizar otra entrada mostrando la evolución desde los años 40 hasta hoy.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por darme la oportunidad de detenerme en cada una de las fotografías, me ha servido de gran ayuda para ampliar mi conocimiento sobre la ciudad.gracias

    ResponderEliminar
  5. El palacete Mustieles, no se derribó por la ampliacion del puente de Serranos. Todo lo mas por la del puente del Real. Aunque acontecio algunos años despues

    ResponderEliminar